Preguntas y RespuestasCategoria: Iglesia¿Qué del diezmo?
drobles25 Staff preguntada 5 años antes

Algunos dicen que el diezmo es de la ley y por lo tanto como creyentes del nuevo testamento no estamos obligados a darlo.

– Anonimo

1 Respuestas
drobles25 Staff contestada 5 años antes

Si estudiamos los primeros pasajes de Hebreos 6, veremos como se nos exhorta sobre la necesidad de madurar espiritualmente, de dejar atrás lo básico del evangelio y comenzar a saborear la “carnita espiritual”.  No es de extrañar que el escritor de Hebreos inmediatamente comienza a hablar de la promesa y el cuidado de Dios… y del diezmo. (Leer Hebreos 6:13 a 7:10)
¿Cuál fue el rol de Abraham después de recibir la promesa de Dios? (6:15)… «esperar con paciencia»
Abraham esperó 25 años para el cumplimiento de la promesa de Dios  (Génesis 12:4; 21:5). También recibió promesas que no pudo ver cumplidas (Heb. 11:12-13) pero no dudo, sino creyó… Y tú, ¿eres desesperado?
La fe de Abraham es reconocida por todos, se requiere una fe madura para vivir como el vivió.
Una promesa importante de Dios para el creyente tiene que ver con su cartera.
Fil. 4:19 “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.
No hay razón para temerle al mañana, Dios suplirá todas sus necesidades. Esta observación de parte de Dios por medio de Pablo viene justo después de una ofrenda (Fil 4:18).
Según la palabra, la oportunidad de participar en la ofrenda semanal se proyecta directamente en la bendición espiritual. El Señor Jesús nos ejemplifica esto en Lucas 6:38.
“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”
Jesús estaba reafirmando un pasaje en el A.T. (Malaquias 3:10) justo en medio de su discurso sobre los principios para la vida en el Reino (ver también Hch. 20:35).  También el apóstol Pablo lo confirma en 2ª Corintios 9:6.  La generosidad al dar trae como resultado una mayor recompensa de Dios.
El punto aquí es dar con generosidad pero SIN UN INTERÉS.  El fundamento del dar es DAR POR AMOR A DIOS Y A SU OBRA, no por lo que voy a recibir a cambio.
El ejemplo de Abraham en Hebreos 7:1-2 de dar nos enseña que no fue por interés, sino por AGRADECIMIENTO a Dios.
Abraham venia de una batalla donde había recogido botín, y de eso dio el diezmo a Melquisedec.  Lo dio por agradecimiento a Dios de haber ganado la batalla.
Hoy se ha desvirtuado mucho el dar a Dios.  ahora se enseña que «demos para recibir de Dios», y esto ha generado en la mente de los creyentes un INTERES personal al dar.  Asi, aunque me cueste dar ahorita «se que Dios me lo va a regresar multiplicado».  Esa definitivamente no es la actitud que Dios espera de nosotros al dar.  Algunos, erroneamente, usan ejemplos como el de Jacob en Genesis 28 para apoyar sus enseñanzas.  Pero, analicemos este pasaje:
Génesis 28:20-22
(20) E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, (21) y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. (22) Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.
Recuerda que en la Biblia se nos presentan relatos de los hombres en ocasiones con actitudes que no necesariamente nos conviene seguir, por ejemplo: hechos y actitudes de Saúl, algunas travesuras del Rey David, otras de Sansón, y hasta de Salomón, etc.
Este caso de Jacob no es la excepción. En Génesis 28:22 trata de sobornar a Dios con los diezmos.  Aquí Jacob ofrecía dar el diezmo a Dios, pero solamente cuando Dios hacia lo que él pedía.  Jacob estaba tratando de comprar la bendición de Dios en forma de ropa, alimento y un viaje seguro (vs. 20-21).  Su motivo para dar un diezmo distaba de madurez espiritual. Basta con entender que un creyente maduro piensa más en Dar que en Recibir, ¿no es cierto?…
Características de la dadiva bíblica (2ª Cor. 8:1-8)

  1. Es motivada por la Gracia de Dios (8:1).  
    «Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia;»
    El motivo de los macedonios no era la bondad humana ni el deseo de hacer buenas obras, o de recibir mas de Dios, era la gracia de Dios por medio de Jesucristo en el corazón.  Un anhelo de corazón y un deseo ferviente por dar generosamente sale de un corazón transformado, un corazón que se interesa por el Reino de Dios antes que nada.
     
  2. No se basa en las circunstancias (8:2)
    «que en grande prueba de tribulación… y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad» 
    Ellos en ningún momento dijeron: «pues hoy no nos ha bendecido Dios, por tanto como Jacob, hoy no damos».
     
  3. Se da con gozo (8:2) y no por necesidad (2ª Co. 9:7)
    «…la abundancia de su gozo…»
     Lo que nos motiva a dar es el gozo de participar en la obra de nuestro Dios.
     
  4. Requiere generosidad (8:2) –fil 2:3-4
    Filipenses 2:3-4 NVI
    (3) No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. (4) Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás.
    La generosidad nace cuando pendamos en los demás, o como en este caso en la obra de Dios antes que en mi. 
  5. A veces con sacrificio (8:3) – v.12 
    (2 Corintios 8:12 TLA) Si realmente desean contribuir, Dios aceptará con agrado sus ofrendas, pues él no espera que demos lo que no tenemos.
    Dios no espera que des lo que no tienes.  Hay que dar en proporción, según la capacidad de cada uno. Pero hombres de Dios como David nos da un ejemplo de esfuerzo y sacrificio
    (2 Samuel 24:24 TLA) «…—dijo David—, pero yo no puedo ofrecerle a Dios algo que no me haya costado nada…»
  6. Pero Es voluntaria (8:3) “con agrado han dado”, y es un Privilegio (8:4). Rogaban por el favor de tener una fraternidad o sociedad para apoyar a otros.  No lo veían como una obligación.
     
  7. Tambien refleja adoración y sumisión (8:5).  
    (2 Corintios 8:5 TLA) «Hicieron más de lo que esperábamos. Primero se entregaron a sí mismos al Señor, y después a nosotros. De este modo, hicieron lo que Dios esperaba de ellos.»
    Obedecían al patrón que Pablo expreso en Romanos 12:1-2 (TLA). 
    «Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar. Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.» (Romanos 12:1-2 TLA)
     
  8. Finalmente, el Dar Es motivado por la virtud mas grande de todas: el Amor (8:7) – dar sin amar es sencillamente una dadiva legalista y requerida, como un impuesto.  La dadiva bíblica demuestra el amor genuino por Dios, por su obra y sus lideres (8:8) – stg 2:14-18
      

La pregunta es entonces: ¿debe ser el 10%?
No encontramos en el Nuevo Testamento instrucción u orden alguna para dar el diezmo (10%) solamente. Pero creemos que la razón por la cual no se indica en el Nuevo Testamento a que se diezme, es porque Dios espera que los Cristianos, no solo den la décima parte de lo que poseen sino que se den en una entrega total de todo lo que son, su vida, su tiempo, su familia y por supuesto sus posesiones, lo cual incluye por supuesto el dinero. Entonces, porque no, el diez por ciento es un buen principio para comenzar a dar.
Si aprendimos bien las características de la dádiva bíblica expuestas arriba, no batallaremos en dar el 10 o mas, según Dios nos ponga en el corazón.