Lucas 19:1-10 – El Chaparrito Zaqueo

Lee Lucas 19:1-10, responde y reflexiona:

lucas 19_1-10 - chaparrito zaqueo1.- Para los que desde pequeños asisten a una iglesia les será fácil recordar la historia del Chaparrito Zaqueo. Generalmente lo que mas se quedo en nuestra memoria es: lo chaparrito. Pero, ¿Sabias que era sumamente rico? Era el jefe de los cobradores de impuestos.

2.- El Señor Jesús paso por ahí con la intención de probar la excepción a la regla de los Ricos y El Reino de los Cielos… ¿la recuerdas? “es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios”. Confirmándoles con hechos los que había dicho: “Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.”

3.- En primer lugar se nos enseña que ninguno es tan malo que no pueda ser salvo, o que esté fuera del alcance de la gracia  de Cristo.  El está dispuesto a perdonar y olvidar (Isaias 1:18). Me pregunto por qué muchos creyentes siguen cargando con sus culpas…

4.- También aprendemos que hay pequeñas cosas cosas que pueden cambiar la vida de un hombre.  Zaqueo, lo único que quería, era ver quien era Jesús.  La curiosidad le cambió la vida… ¿no te da curiosidad saber lo que Jesús puede hacer contigo?

5.- ¿Observaste que sin pedírselo, nuestro Señor se  detiene y habla a Zaqueo? ¿que sin pedírselo, se ofrece como huésped en la casa de un pecador? ¿Que sin ser solicitado,  hace penetrar en el corazón del publicano la gracia renovadora del Espíritu, y le da ese mismo día salvación a su alma?… Dios es quien toma la iniciativa, eso define la Gracia.

6.- Las palabras de Zaqueo nos muestran, por ultimo, que los que experimentan el cambio de corazón dan siempre a conocer  su conversión por medio de manifestaciones exteriores.  Así el creyente debe abandonar lo que antes lo había dominado.  La fe que no purifica el corazón junto con manifestaciones externas: actitudes, carácter, comportamiento, etc., no es real.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *