NO POR VISTA Génesis 13 (2 Co. 5:7)

Seguimos hablando de la fe:

Hace dos semanas… en El Arte de No Escuchar, veíamos en cuanto a la fe, que no debemos dejar que nuestra fe se forme de lo que dicen los demás.La semana pasada… en Los Retos de la Fe, veíamos que Dios desea ver en nosotros una fe madura, y es necesario pasar por diversas pruebas.Esta semana… Definiremos algunos aspectos de la fe madura, caminando en fe, y No Por Vista.

 

v.1-4 – Abraham aprendió de sus equivocaciones

Después de haber experimentado las consecuencias de dejar la tierra prometida para ir a Egipto, ahora regresa justo donde comenzó, regresó a su propósito.  Regresa al lugar donde había hecho un altar (12:8), cuando entiende el propósito de Dios para su vida (Hebreos 11:9-10).  Regresar justo a este lugar representaba que estaba también retomando su relación con Dios.

v.5-8 – La madurez de la fe de Abraham se demuestra en sus actos

Abraham y Lot tenían cada uno demasiadas posesiones.  Tanto que no cabían juntos en un solo lugar.

Cuando surge un altercado, Abraham comienza a actuar en base a su fe: actuó respetuosamente, sabiamente y con madurez espiritual; no egoísta, no ventajoso, y no envidioso.

v.9 – A Abraham ya no le importaban sus propios derechos

Abraham no escogió primero para sí mismo o para su beneficio, y tenía el derecho de hacerlo como hermano mayor, pero ya no estaba obsesionado con sus derechos. Su fe había suplantado los derechos terrenales.  Ahora estaba dispuesto a dejar que Dios viera por sus intereses… confiaba en Dios y en Su provisión, y no importa a donde fuera, Dios estaría con él.  No le importaban las ventajas que un lugar pudiera tener.  No buscaba el beneficio de mantener o hacer crecer sus bienes.  Solo sabía que Dios iba con él y que su propósito era más importante que cualquier bienestar terrenal.

v.10-13 – Lot, ejemplo de mundanalidad sin fe

Por otro lado, Lot se guio, no por fe, sino por lo que veían sus ojos.  A Lot solo le importaba la abundancia material.

Vio que la llanura del Jordán era fértil como el huerto del Edén, y próspero como Egipto.  Así que prefirió moverse en lo que veía.

Aun cuando sabía que era un lugar peligroso, de mala influencia para él mismo y para su familia, prefirió su prosperidad y comodidad…

¿Te has enamorado de Sodoma? Lot fue segado por lo que veía, y no le importó el impacto espiritual para él o su familia.  Su vida espiritual no era su prioridad.

Así nos pasa cuando nos enamoramos de las cosas de este mundo.  Nos distraemos tanto en preocuparnos por:

… se nos olvida que solo estamos de paso y con un propósito eterno que cumplir.

v.14-18 – Abraham retoma la visión que es por fe

Cuando Abraham se separa de Lot (que era la idea original de Dios desde el principio, “deja tu parentela”), el Señor le reafirma Su propósito.

Le dice “levántate y ve”… aunque no tenía un título de propiedad, Dios le estaba dando la oportunidad de creerle y moverse en la tierra creyendo el propósito y la voluntad de Dios.  Asi que removió su tienda y se fue a morar en el encinar de Mambre, que significa VISIÓN que está en Hebrón, que significa COMUNIÓN.  Abraham había recuperado su Visión no por vista natural, sino por su Comunión con Dios.  Comenzo a andar por fe, y no por vista (2 Co. 5:7)

Entendiendo el concepto de Fe

Hebreos 11:1 nos da el concepto más claro, pero curiosamente el más malinterpretado de la fe.

De aquí algunos deducen que la fe es una fuerza que se activa con la mente y con la boca diciendo o declarando “lo que no se ve”, creyéndolo y así se realice en tu vida.

Otros creen que mientras creas firmemente en algo o alguien, ya es fe valida por Dios.

Ambos conceptos son erróneos.

Hebreos 11:1 nos dice que la fe es certeza, es convicción, el objeto de la fe es Dios. Las cosas que no se ven son el propósito eterno de Dios (2 Co. 4:18).  Veamos un ejemplo de una FE EJEMPLAR en Mateo 8:5-13.

  1. Actitud. El verso 5 nos muestra la actitud de humildad con la que debemos acercarnos a Dios (rogándole) y reconociendo nuestra bajeza delante de Él (v.7).
  2. Certeza y convicción. El centurión creyó firmemente en el poder de la Palabra de Jesús (“solo di la palabra”, v.7).  Y no fue la palabra de el mismo, sino la del Señor Jesús que realizaría el milagro.
  3. Reconocer y descansar en la Autoridad del Señor Jesús como el que tiene la decisión y, por consiguiente, la ultima palabra.

Entonces, la fe No es creer que las cosas se realizarán.  La fe es creer y descansar en Aquel que puede hacer que las cosas sucedan.

Hebreos 11 es de los capítulos de la biblia con más ejemplos de fe.

Aquí encontramos algunos personajes bíblicos y como demostraron cada uno su fe.  Con esos ejemplos, se nos describe un concepto amplio y practico de como Dios espera que sea nuestra fe.

  • Fe es creer la Palabra de Dios. Hebreos 11:3.  Por la fe en lo que está escrito en Génesis entendemos que Dios creó el universo de la nada.
  • Fe es dar buen testimonio. Hebreos 11:4.  Un testimonio reconocido por Dios es prueba de nuestra fe.
  • Fe es buscar agradar a Dios. Hebreos 11:5-6.  A Dios le agrada que lo reconozcamos como nuestro único Dios.
  • Fe es obedecer a Dios. Hebreos 11:7-10 y 28.  Hombres habiendo recibido una orden de parte de Dios creyeron y obedecieron sin cuestionar.
  • Fe es tener fuerza para hacer las cosas que Dios te manda. Hebreos 11:11-12.  Aun a pesar de nuestras limitaciones o incapacidades confiemos en que El sí puede. Nuestra fe debe estar basada en lo que Él es capaz de hacer no nosotros.
  • Fe es renunciar a este mundo y buscar la patria celestial. Hebreos 11:13-16.  Muchos cristianos “de fe” se aferran a las cosas de este mundo. Dios quiere que nuestro anhelo sea disfrutar de un hogar con El.
  • Fe es soportar las pruebas anteponiendo el poder de Dios. Hebreos 11:17-19.
  • Fe es extender la bendición de Dios a tus hijos. Hebreos 11:20-21.  No hay mejor herencia que inculcar a nuestros hijos el temor de Dios y la salvación por medio de Su Hijo.
  • Fe es nunca olvidar las promesas de nuestro Dios. Hebreos 11:22. Dios había prometido a su pueblo una tierra, en tiempos de Jose el pueblo de Dios estaba muy confortable, pero Jose no olvido lo prometido por Dios y sabía que lo iba a cumplir.
  • Fe es temer a Dios antes que a los hombres. Hebreos 11:23 y 27.
  • Fe es alejarse del pecado y de los placeres del mundo. Hebreos 11: 24-26.  La Biblia nos dice repetidamente que no amemos a este mundo ni las cosas que hay en este mundo. Cuidado con los que te enseñen lo contrario.
  • Fe es creer en un Dios Todopoderoso. Hebreos 11:29-30.  Cosas que son imposibles para el hombre son posibles para Dios.
  • Fe es poner a Dios antes que mi seguridad o comodidad. Hebreos 11:31.
  • Fe es poner los ojos en Jesús y su sacrificio. Hebreos 12:1-2.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *