LOS RETOS DE LA FE – Génesis 12

La semana pasada estudiamos el arte de no escuchar.  En los asuntos de la fe, escuchar y guiarnos por lo que los demás dicen puede ser devastador y peligroso, de vida o muerte; por eso es mejor ir a Dios y Su Palabra. Tu fe es muy importante.  Importante para tu salvación, por tanto, importante para Dios.

De eso nos habla este capítulo 12, de Abraham, el padre de la fe.  Veremos como Abraham no logro la fe de la noche a la mañana.  Fue un proceso el cual Pablo llama “las pisadas de la fe” (Romanos 4:12).  De esas pisadas o retos hablaremos hoy.

La fe no es un hongo que crece en la noche en tierra húmeda; es un roble que crece por mil años bajo una ráfaga de viento y lluvia (Barnhouse)

 Reto #1 – Génesis 12:1 – la fe requiere dejar tu seguridad y comodidad

Pero Jehová había dicho… este inicio es interesante. Abraham ya había recibido la orden de dejar su tierra y su parentela (Hch. 7:2-4).  Sin embargo, no lo había hecho.  De hecho, fue su papá quien lo llevó a la mitad de camino, de Ur de los caldeos a la tierra de Canaán.

Es difícil dejar la comodidad del hogar. Abraham no lo había hecho. Quizá Abraham no había confiado lo suficiente en Dios como para dejarlo todo. Más adelante lo hizo. Pero aquí aprendemos que la fe requiere obediencia, y la obediencia requiere confianza plena en Dios.

Cuando obtienes de Dios un pleno entendimiento de Su propósito para tu vida obedece y camina.

La fe no es avanzar en comodidad, es apostarlo todo a Dios y aprender a confiar.

 Reto #2 – Génesis 2:2 – La fe requiere creer plenamente en la Palabra de Dios

Creer lo que Dios dice es dejar de cuestionar lo que dice, lo que hace, y como lo hace.

A Abraham le pidió dejara su familia pero se llevó a Lot. Esto le ocasionó solo dificultades más adelante.

También le prometió hacer de él una nación grande… aún cuando su esposa era estéril (11:30).  Esto delante de nuestros ojos era imposible, pero Abraham tenía que confiar en lo que Dios dice.

Lee Su Palabra, cree en ella, este paso es indispensable para la fe (Romanos 10:17).

 Reto #3 – Génesis 12:3 – Tu fe es personal, pero no es privada

La intención de Dios para entrar a la vida de Abraham era no solo para él, sino con una intención de alcanzar a otros.  Así lo sigue haciendo con cada uno de nosotros (Galatas 3:6-9).

La relación con Dios es individual pero la bendición de Dios en nuestra vida es demasiado grande como para ser solo para nosotros.  Por eso, cuando le conocemos, automáticamente tendemos a compartirlo con los demás.

Al llegar a un verdadero entendimiento de la fe, te darás cuenta que Dios no solo te quiere a ti, te quiere a ti y a los que te rodean contigo.

Compartir tu fe te ayuda a crecer

 Reto #4 – Génesis 12:4-6 – Tu fe requiere decisión y acción

La Biblia no nos dice si Abraham, después de recibir la primera orden en Ur de los caldeos había tomado la decisión de obedecer a Dios… pero si sabemos que no había hecho nada, su padre Taré fue quien tomó la iniciativa (11:31).  Y fue hasta este momento, después de la muerte de su padre que Abraham decide él mismo TOMAR ACCIÓN para obedecer a Dios.  Así que toma a su familia y se encamina a la tierra prometida.

Dios no le había dado un hijo, no había hecho de él una nación grande, no había empezado a cumplir su promesa en él… era necesario que Abraham se moviera.  Tenía que empezar a caminar.

Comenzar a caminar sin ver es precisamente el concepto de la fe (Hebreos 11:1, 8)

 Reto #5 – Génesis 12:7-9 – Tu fe requiere entender tu propósito y no perder de vista la meta

Abraham entendió que su propósito no era vivir para siempre en esta tierra, ni siquiera en la tierra prometida.  Entendió que Dios tenía un plan más grande para su vida.  Así que habitó en tiendas (algo temporal), comprendió que una ciudad eterna es lo que Dios tenía para él como resultado de obedecer (Hebreos 11:9-10).

 Reto #6 – Génesis 12:10 – Tu fe requiere enfrentar dificultades confiando en El

hubo entonces hambre en la tierra... Curiosamente Abraham enfrentó una dificultad justo ya en el destino que Dios le había dado, pero no confió en que Dios les iba a sustentar, huyó a Egipto, donde era más fácil enfrentar la situación.

¿Cuantas veces tomamos decisiones que nos apartan del objetivo de Dios?…  Estas decisiones solo acarrean problemas.  Necesitamos aprender a enfrentar las dificultades en la misma confianza que iniciamos a obedecer a Dios.

 Reto #7 – Génesis 12:11-16 – Tu fe requiere aprender a enfrentar tus miedos

“eres hermosa y a mi me matarán”… fue el miedo de Abraham antes de entrar a Egipto.  Tuvo miedo de que lo mataran por su esposa.

Pero, un segundo… ¿no le había prometido Dios cuidado “al que te maldijere maldeciré” y protección hasta ser una “nación grande”?  Si, ¡Abraham lo olvido!

¿Te has puesto a pensar de donde nace el miedo?  No es de las circunstancias que enfrentamos, sino de que nos olvidamos quien está de nuestro lado (Romanos 8:31)

Para aprender a vencer tus miedos siempre recuerda quién prometió estar contigo.  Aun a pesar de la mentira de Abraham, Dios lo cuidó, pero no era lo ideal.

 Reto #8 – Génesis 12:17-20 – Tu fe requiere aprender de tus equivocaciones

A consecuencia de la mentira de Abraham, y porque se había desviado de su propósito, Dios castiga a Faraón y lo usa para enseñarle a Abraham que la verdad siempre es importante.  Dios usa a este rey pagano para reprender a Abraham y que este regresara a su propósito.

Todos nos equivocamos… lo importante es reponernos de nuestras equivocaciones, aprender de ellas y retomar nuestro propósito.

Nuestra fe necesita ser probada

¿Te has preguntado sobre tu fe…

  • es espiritual o solo intelectual?
  • es religiosa o realmente bíblica?
  • es creada por tu imaginación, o por lo que te han dicho, o por lo que Dios dice en Su Palabra?

Si no te lo has preguntado, Dios lo hará por ti… El té ayudará a definir si tu fe es verdadera o falsa.

“El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.”1 Pedro 1:7 NVI

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *