La Obediencia Cuesta – Génesis 22

La semana pasada hablamos acerca de nuestra relación con Dios, y analizamos como, en ocasiones pensamos que estamos bien con Él, cuando en realidad estamos lejos.
Hoy, a través de Abraham e Isaac, veremos una parte muy importante en nuestra relación con Dios: la obediencia.

v.1 – Dios Prueba a Abraham por medio de su obediencia

Esta historia es un relato donde se prueba la fe de Abraham, y se prueba a través de la obediencia. No fue una prueba para hacerlo tropezar, ni tampoco una prueba para producir fe, sino una para REVELAR FE.

v.2 – Para obedecer es necesario dejar de lado nuestro sentir

Toma tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas…
¡Qué difícil debió haber sido para Abraham escuchar esta petición! Pero es interesante que la Biblia no mencione absolutamente nada acerca de sus sentimientos. ¡Imagina la noche que debió haber pasado Abraham! Sin embargo, no era importante como se sintió, pues la obediencia no es un asunto de sentimientos. De hecho, nuestro sentir, lo único que hace es provocar desobediencia.
¿Cuántos de nosotros al sentirnos cansados obedecíamos a mamá o papá que nos decían que debíamos hacer algo?
Los sentimientos, generalmente se van a oponer a la obediencia.

v.3 – Para obedecer es necesario disponer tu corazón y tu cuerpo a hacer las cosas

Aun cuando quizá Abraham no entendía el propósito de tal petición, después de disponer su corazón a obedecer a Dios, dispuso su cuerpo a accionar: muy de mañana comenzó a prepararse.
Muchas de las veces nosotros nos quedamos a medias, solo disponemos nuestro corazón, y le contestamos que si a mamá, pero nuestro cuerpo no acciona hacia obedecer inmediatamente: “si mamá… ahorita”
Abraham tomó acción inmediatamente; ensilló su burro, cortó leña para el holocausto, tomó a sus siervos y a su hijo y se dispuso a iniciar su viaje de 80 km de Berseba hacia Moriah
La obediencia no es fácil, ni se da de manera natural, hay que ponerle esfuerzo.

v.4 – Para obedecer es necesario no cuestionar

Abraham tuvo mucha oportunidad de cuestionar o discutir con Dios la petición. Pero NO LO HIZO.
Había una promesa que podía haber detenido a Abraham: la de que Dios haría una nación grande por medio de Isaac. Y si lo entregaba ahora, pues esa promesa no se cumpliría.
Pero Abraham no discutió, ni preguntó, ni nada. Abraham tuvo que aprender la diferencia entre confiar o aferrarse a la promesa y confiar o aferrarse a AQUEL que hace la promesa.

v.5 – La obediencia es Adoración

Yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos…
Este es el primer uso de la palabra ADORAR en toda la Biblia. La palabra hebrea usada aquí es “shachah”, que significa literalmente “inclinarse”.
Abraham e Isaac iban a adorar a Dios, pero no fue un tiempo de alegría o gozo. Fue un tiempo de inclinarse delante de Dios en obediencia. Abraham adoró a Dios por medio de Su obediencia.
Una parte de este verso que llama mucho la atención es al final cuando dice a sus siervos: “y volveremos a vosotros”.
– ¿Sabía acaso Abraham que era solo una prueba? NO
– ¿Sabía acaso Abraham que Dios sustituiría a Isaac con un carnero? NO
Hebreos 11:17-19 nos explica lo que sí sabía Abraham. Abraham estaba convencido que el Dios que había hecho la promesa podía levantar de entre los muertos a Isaac y así cumplir Su promesa original.

v.6-9 – Para obedecer hay que aprender a respetar la autoridad

En el verso 6, dice que Abraham puso sobre Isaac la leña para el holocausto. La Biblia no menciona la edad de Isaac en este momento. Pero aquí encontramos que Isaac no debió haber sido un niño, pues cargar la cantidad de leña suficiente para quemar todo un holocausto, no era tarea fácil. Algunos comentaristas judíos antiguos dicen que Isaac debió tener unos 33 años en este momento. Pero, independientemente de la edad, era lo suficientemente fuerte para ayudar a su anciano padre a cargar la leña y subir el monte con ella.
Isaac hace una pregunta inteligente a su padre: “¿dónde está el cordero para el holocausto?”. Quizá pensó que su anciano padre lo había olvidado.
Abraham le responde en el verso 8: “Dios se proveerá de cordero” (Reina Valera), la Biblia de las Américas dice “Dios proveerá para sí el cordero”… el mensaje para Isaac fue que Dios designará o escogerá el cordero para el holocausto.
Isaac respetaba mucho la autoridad de su padre Abraham, y sin duda aprendió de su padre a respetar la autoridad y los designios de Dios también.
Así pues, cuando llegaron al lugar, y su padre preparó el altar y acomodó la leña, y luego ató a Isaac como el cordero para el holocausto, Isaac no replicó, ni dijo nada. En absoluta obediencia, respetó la autoridad de su padre y el designio de Dios.
Respetar la autoridad es con lo que más batallamos para la obediencia.

v.10 – La obediencia se hace o no se hace, no hay término medio

El momento más duro para Abraham había llegado. Aquí era el punto de obedecer hasta el final, o parar, y por consecuencia desobedecer. Abraham había hecho mucho (disposición, preparación, caminar varios días, no replicar, alistar todo, etc.) pero nada de eso fue suficiente, tenía que llegar hasta este punto de entregar lo que tanto amaba.
Tenlo por seguro que a ti y a mí nunca jamás nos pedirá a un hijo en holocausto. Pero no te sorprenda que si te pida algo que amas. ¿Qué amas tanto, que a veces tome el lugar de Dios, o de Su obra? Facebook, TV, deporte, novia, familia, trabajo, descanso, etc.

v.11-14 – La obediencia refleja el temor a Dios

Abraham muestra su corazón en su amor y temor de Dios dando a su hijo. Dios muestra su corazón por nosotros entregando a Su hijo Jesucristo. Aquí Juan 3:16 tomo una nueva dimensión.
Dios proveyó del cordero para el holocausto, y así, proveyó del cordero perfecto para perdón de nuestros pecados. Dios no libró a su hijo, como libró a Isaac, y como nos libró a nosotros.

v.15-24 – La obediencia produce bendición

La bendición viene sobre Abraham y sobre su familia como regalo de Dios por su obediencia. Si bien la obediencia cuesta, la respuesta de Dios a nuestra obediencia siempre va a ser mejor.

GÉNESIS VERSO A VERSO

Posted by Iglesia Semilla Delicias on Sunday, April 22, 2018

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *