El unico pedazo de tierra que poseeremos – Genesis 23

El relato de la muerte de Sara nos deja mucho más que solo saber a qué edad murió y donde fue sepultada.

Si te preguntara cómo te imaginas la vida, ¿qué imagen se te vendría a la mente?  Esa imagen es tu metáfora de la vida.  Su propia metáfora de la vida influye su vida más de lo que piensa. Determina sus expectativas, sus valores, sus relaciones, sus metas y sus prioridades.

Abraham no se consideraba de este mundo (v.4)

Extranjero y forastero soy entre vosotros: Abraham se sentía así, no porque era de Ur de los caldeos, sino porque reconocía que su hogar verdadero era el cielo (Hebreos 11:9-10).  Moisés sabía lo mismo, Dios se lo dijo, y mandó a Israel que lo conociera (Levítico 25:23). David también sabía que esto era verdad (1 Crónicas 29:15).

¿Cómo vives, como extranjero o como residente de este mundo?

La Perspectiva de Dios respecto a la vida

En esta vida No vemos las cosas como son, las vemos como nosotros las percibimos.  El cómo define usted la vida determina su caminar. Su perspectiva influirá cómo invierte su tiempo, gasta su dinero, usa sus talentos y valora sus relaciones.

Si le preguntamos a alguien, ¿Qué es la vida? descubrirá que hay tantas respuestas diferentes a ésa pregunta como hay personas. He oído decir que la vida es:

un circo, o eres estrella, malabarista o eres payaso… un campo de minas, si no te fijas donde pisas, estas frito… una montaña rusa, a veces subes, a veces bajas… un carrusel: a veces sólo das vueltas y vueltas… un rompecabezas, no sabes ni por dónde empezar… una sinfonía, todo tiene un orden perfecto, el que se desvía desafina… una bicicleta de carreras, con cambios que nunca usas… un juego de cartas: tienes que jugar la mano que te dan

Por ejemplo, si piensa que la vida es una fiesta, su valor principal en la vida será divertirse.  Si ve la vida como una carrera, lo importante para usted será la velocidad y esforzarse, y probablemente anda de prisa y ocupado la mayor parte del tiempo.  Si ve la vida como un maratón, lo importante para usted será la perseverancia.  Si ve la vida como una batalla o un juego, ganar será muy importante para usted.

¿Cómo ve Dios la vida EN ESTE MUNDO? (Romanos 12:2)

Ser diferentes es lo principal (v.6)

Para llevar a cabo los propósitos para los que Dios lo hizo, tendrá que retar la sabiduría común y corriente, y reemplazarla con la realidad bíblica de la vida. La gente alrededor de Abraham lo veía diferente y lo reconoció como un Príncipe de Dios.

Abraham había entendido que él era diferente, que tenía una vida y un destino diferente, eso lo hacia peregrino y extranjero en esta tierra.  Entendió, al igual que el resto de los hombres de FE, que en este mundo solo estaban de paso hacia una ciudad no hecha por mano humana (Hebreos 11:13-16).  Así también se nos invita a nosotros…

A ser transformados en un nuevo propósito: hacer Su Voluntad

Efesios 5:17 –  * Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

1 Juan 2.15-17 – * 15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

Entonces, la vida no se trata de tiempo y felicidad, pues pasa rápido, Salmos 103:14-16; Santiago 4:14… es vivir lo suficiente para cumplir Su voluntad y propósito. (Juan 6:40)

Mientras estamos en este mundo, hay que pagar el precio (v.13)

ESTE MUNDO INTENTARÁ CONFORMARNOS A SU PATRÓN.  Pero como dice en Romanos 12:2, necesitamos ser TRANSFORMADOS (metamorphoo) por medio de una total renovación de nuestro entendimiento.  Es la única forma de no tomar la forma del mundo.

Pero si vivimos en el mundo, y nos movemos en el mundo, ¿cómo le hacemos?

Hacemos lo que Abraham, pagar el precio justo…

Al mundo le pagamos lo que corresponde…  Estudia (…y bien), trabaja (…y échale ganas), paga impuestos, esfuérzate por salir adelante, etc.

…pero vive para Dios

PARA VIVIR PARA DIOS en medio de la influencia de este mundo, se necesita una transformación del corazón y una mente renovada totalmente.   Esta transformación comienza con un nuevo nacimiento. Esta es la parte mas difícil de entender de nosotros los creyentes… una renovación del pensamiento mundano, al pensamiento espiritual. Por eso es indispensable un nuevo nacimiento… (1 Co. 2:14; Juan 3:3; 1 Co. 2:14)

Esto implica que nuestra vida terrenal es solamente la oportunidad que Dios nos da para que le conozcamos y así nacer a la vida espiritual, la vida eterna junto a Él.

¿Cómo compruebo si he nacido de nuevo?

Esto es: Cuando tu perspectiva de esta vida cambia a la perspectiva de Dios.  Cuando este mundo ya no es tan importante.  Cuando tu corazón late como nunca lo había hecho por Dios y por su obra (las cosas espirituales) (Juan 3:6; 6:63)

Nuestra perspectiva de la vida cambia totalmente cuando entendemos la perspectiva de Dios: Esta vida es nuestra única oportunidad para entrar a la Vida Eterna.   Si lo entendemos así, entonces nuestras expectativas, nuestros valores, nuestras relaciones, nuestras metas y nuestras prioridades cambian y se alinean a lo que Dios quiere que hagamos, Su voluntad.  Ya no amamos más este mundo (1 Juan 2:15-17).

El único pedazo de tierra que poseeremos es aquella donde repose nuestro cuerpo.  (V.20)

sepultó Abraham a Sara su mujer en la cueva de la heredad de Macpela: Este es donde Isaac e Ismael sepultaron a Abraham. Isaac y Rebeca, los dos, fueron sepultados aquí. Jacob sepultó a Lea aquí, y José sepultó a Jacob aquí. Y éste es el lugar donde José les dijo a sus descendientes que lo sepultaran, llevando sus huesos consigo cuando entraron en la tierra prometida.

Si este terreno fue el único que tenía de Abraham escriturado y titulado en la tierra que le había sido prometida, muestra que él era un hombre entendido de la fe.

Así que no te afanes por esta vida. Busca primero el reino de Dios y Su justicia y todo lo que necesites será añadido. (Mateo 6:21-33)

¿Estás listo para ser como Abraham?

  • Un Peregrino y Extranjero en esta tierra…
  • Pues eres un hijo de Dios, nacido de nuevo, diferente, y con un propósito divino,
  • Que paga el precio al mundo, pero vive para Dios.
  • Y que sabe que nada nos llevaremos de este mundo, y que lo único que poseeremos es ese pedazo de tierra donde le toque a nuestro cuerpo reposar.

Posted by Iglesia Semilla Delicias on Sunday, May 6, 2018

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *