Dios Ayúdame – Génesis 24 LBLA

¿Has tenido una tarea en que oras pidiendo la ayuda de Dios? Si, le dices Dios ayúdame, pero ¿que sigue?  ¿Cómo se que me ayuda? Y ¿Qué tengo que hacer yo?  A través de esta historia aprenderemos como caminar en una oración de ayuda.

v.1 – Abraham había aprendido a no acomodarse a este mundo y buscar primeramente el reino de Dios y su justicia y Dios le dio bendición como añadidura.

v.1-6 – Abraham le da a su mayordomo una tarea difícil…

Conseguir esposa para uno mismo es una tarea difícil, ahora imagina tener que hacerlo para alguien más, además de que tiene que llenar ciertos requisitos.

Esto es lo que debes hacer al emprender una tarea difícil:

1.    Recuerda que no estás solo (v.7-9)

Las tareas difíciles no se realizan sin la ayuda de Dios.  Abraham le da la confianza que Dios le ayudaría.

2.    Comienza a caminar en la visión… (v.10-11)

Desde el inicio, Eliezer Se preparó con el fin de cumplir la encomienda.

3.    Debemos orar enfocados en la tarea… (v.12-14)

El fin NO ERA DECIRLE A DIOS QUE HACER, Era su manera de pedir en una oración para que Dios provea una buena esposa para su joven amo; y esa fue una buena oración. Ella debía ser sencilla, trabajadora, humilde, alegre, servicial y hospedadora.

4.    Ora en la voluntad de Dios (v.15-16)

Cuando NUESTRA ORACIÓN es la voluntad de Dios, El siempre actúa a tiempo…

¿Cómo conozco la voluntad de Dios?

5.    NO le dejes todo a Dios… actúa, muévete (v.17)

Entonces el siervo corrió a su encuentro,

6.    Pon atención y observa lo que Dios hace (v.18-21)

Considerando que un camello puede beber hasta 20 galones (75.5 litros), dar de beber a 10 camellos significaba por lo menos una hora de trabajo duro.  Eliezer descubre el corazón de servicio de Rebeca, confirmando así la obra de Dios.

Mientras Rebeca empezaba la tarea de dar agua a todos los camellos, el sirviente no la detuvo en la intención. Él quiso saber si ella de verdad daría agua a todos los camellos, o si solamente eran buenas intenciones y habladurías.

7. No te detengas a media tarea, no te conformes con medios triunfos, completa la tarea (v22-25)

Eliezer no se podía quedar conforme con encontrar una chica servicial y bonita.  Tenía que ser pariente de Abraham.

8.    En cada paso logrado, detente y da gloria y alabanza a Dios… (v.26-27)

Cuando pedimos ayuda a Dios, Dios es quien nos guía, nos encamina, nos aconseja, etc… ¡Dios hace todo! Y se merece el reconocimiento.

La familia de Rebeca (v.26-32)

9.    No te acomodes hasta que termines la tarea (v.33-51)

Eliezer no se acomoda, no había terminado… se enfoca en la encomienda, todavía tenían que darle a la chica para llevarla a su amo. Ahora da el testimonio a la familia de Rebeca para que decidan dársela o no… y así fue:

50  Labán y Betuel respondieron, y dijeron: Del SEÑOR ha salido esto; no podemos decirte que está mal ni que está bien. (No podemos argumentar nada)  51  He aquí, Rebeca está delante de ti, tómala y vete, y que sea ella la mujer del hijo de tu señor, como el SEÑOR ha dicho.

Siempre debemos estar listos para dar testimonio de lo que Dios ha hecho, así involucraremos a otros en la visión.

10. Haz lo que te toca, paga lo que tengas que pagar, pero dale gracias a Dios (v.52-53)

Al recibir lo esperado, Eliezer, una vez más, adora a Dios y paga la dote.  No podía llevarse a la chica así nada más.  Tenía que pagar lo que le correspondía.

11. Recuerda que No faltarán las trabas en la tarea… (v.54-55)

Las trabas no significan que Dios no te está ayudando, son normales, solo continua adelante…  “No me detengáis, puesto que el SEÑOR ha dado éxito a mi viaje; enviadme para que vaya a mi señor.”

El resultado de una oración enfocada en la voluntad de Dios… (v.57-67)

  • Una Rebeca comprometida con la visión de Dios
  • Una familia apoyando la decisión de su hija
  • Un amo feliz con su novia
  • Una novia feliz con su nuevo esposo
  • Un matrimonio exitoso

Nota Interesante para nuestros jóvenes… La manera en que Isaac y Rebeca vinieron el uno al otro también nos instruye. Ninguno de los dos estaban en un “noviazgo” u otra cosa semejante. Ellos estaban sirviendo a Dios y buscándolo (Isaac estaba meditando en el campo), y Dios los juntó. Ellos obviamente estaban más preocupados con la voluntad de Dios que con los pensamientos modernos del romance.

Posted by Iglesia Semilla Delicias on Sunday, May 13, 2018

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *