El Mito de la Prosperidad

En estos días me topé con una maratónica mas del canal Enlace.  Me llamo la atención una predica de un pastor famoso en ese canal que, para variar, hablaba sobre la prosperidad.  El primero de sus puntos en la predicación era: “Es el Deseo de dios que seas prosperado” (económicamente, por todo lo que mencionó en su mensaje).  Y uso un pasaje, que por cierto es de los muy pocos del  N.T. que ellos pueden usar para predicar este mito: 3ª Juan 1:2

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”

En este verso se basó para afirmar que es Dios quien desea que todos los cristianos seamos prosperados económicamente…

Pues bien, el anciano Juan tenia bonitos deseos para Gayo, en lo personal yo también deseo lo mejor para todos mis hermanos, pero no creo que podamos establecer una doctrina basada en un verso así…

Por ejemplo, ¿Qué me dirías si yo comenzara a enseñar que para venir a la iglesia tienes que traer capa y unos pergaminos, y si no los traes, no puedes entrar en la iglesia? Y lo respaldo con el pasaje en 2 Timoteo 4:13… Seguramente dirías que estoy loco.  Y en 3ª Juan 1:2 es solo un deseo, aquí en 2ª Tim. 4:13 es una orden, ¿no tendría más sustento?

Tienes razón, realmente para una enseñanza así yo necesitaría mucho mas sustento que 2 Tim 4:13… que mejor sustento si el mismo Jesús lo hubiera mandado de manera general a todos sus seguidores, entonces si quedaría como ley.

Entonces, tomando esta última idea, ¿sabes que dijo Jesús de la prosperidad económica?  Veamos:

Lucas 12:15 “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee

La vida es mucho más que obtener y poseer cosas materiales. Jesús quiere, más bien, que gocemos de una vida plena, completa y equilibrada; y ha hecho provisión a través de su Palabra para que disfrutemos la vida que recibimos de él.

Mateo 6:19-21No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.  Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón

Jesús NO desea que tengamos tesoros perecederos.  En cuanto a los que predican este mito, ¿Cuándo hablan de prosperidad económica, bienes materiales (casa, carros, aviones, etc) no están hablando de cosas perecederas?

Jesús le dijo al joven rico en Mateo 19:21Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme”.  Los que siguen este mito ¿no se están empeñando en todo lo contrario?

Por eso dice en Mateo 19:23 “De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos”.  Si Jesús te quiere rico, ¿querrá hacerte la entrada difícil a Su reino?…

Por las enseñanzas directas de Jesús, no creo que Él quiera necesariamente hacer a todos los cristianos ricos.  Por tanto, este  rollo de la prosperidad es solo un mito.

Bien, y tú, ¿a quién le crees, al predicador de Enlace o a Jesús?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *