¿Como saber si una visión, sueño o aparición es de Dios o del diablo?

aparicion_angelSatanás, el padre de la mentira y del engaño puede usar visiones o sueños o apariciones de las cosas celestiales, o aparentemente buenas, para desviarte de la voluntad de Dios.
2 Corintios 11:14 dice: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.”  Y esto puede confundir a cualquiera, aun los que se creen mas religiosos.

Sin embargo, es sencillo poder definir si una visión, algún sueño o alguna aparición es de Dios por lo siguiente:

1. Lo que procede de Dios NUNCA contradice Su Palabra (la Biblia).

  • Si como resultado de la aparición, sueño o visión, tu conducta, fe o acciones comienzan a inclinarse en contra de algún mandamiento escrito en Su Palabra, entonces no es de Dios.  Por ejemplo, si te produce mentir, no es de Dios (Éxodo 20:16), si te produce inclinarte ante imágenes o esculturas, no es de Dios (Éxodo 20:4-5), etc.

2. Lo que procede de Dios NUNCA le agrega a lo que ya está escrito. Gálatas 1:8 (PDT) dice: “Pero si nosotros o un ángel del cielo les anuncia otro mensaje de salvación diferente al que les anunciamos, ¡que Dios lo condene!”

  • Algunos reclaman nuevas revelaciones que supuestamente Dios les da por medio de visiones o sueños o apariciones, esto contradice la Palabra de Dios en pasajes como el anterior.  La Biblia está completa y es TODO lo que necesitamos para agradar a Dios. “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.” – (2 Timoteo 3:16-17).  La Biblia nos dice que no necesitamos nuevas revelaciones.

3. Lo que procede de Dios NUNCA te va a alejar de Su Palabra. (Juan 14:26 NVI)  “Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho.”

  • Si la visión, sueño o aparición te hace depender de experiencias del mismo tipo, y necesitas mas de ellas para segur “creciendo” o creyendo, entonces no es de Dios.  Dios siempre te va a regresar a Su Palabra y te va a hacer permanecer en ella para tu crecimiento y desarrollo espiritual.

4. Lo que procede de Dios NUNCA glorifica a nadie mas que al Señor Jesucristo, da honor y gloria que deriva en adoración o veneración únicamente hacia Jesús. (Juan 15:26 NVI) – “»Cuando venga el Consolador, que yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad que procede del Padre, él testificará acerca de mí.”

Si aplicamos estas simples condiciones a nuestras experiencias, entonces podremos darnos cuenta fácilmente si lo que vivimos o lo que creemos es de Dios o es del diablo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *